Blog

«Se genera contenido noticioso cuando el relato cobra vida propia» 

(Claudia Loaiza)

Niños de la calle en Ecuador: entre la mendicidad y el trabajo infantil

  • 12/04/2024
  • 70
Niños de la calle en Ecuador: entre la mendicidad y el trabajo infantil

A nivel mundial, el trabajo infantil afecta a más de 168 millones de niños.

 

La situación de los niños sin hogar en Ecuador y en el mundo representa un desafío crítico, agravado también por la COVID-19 que pone de relieve la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con la protección y educación de estos menores. El trabajo infantil afecta a más de 168 millones de niños en el mundo, subrayando la magnitud del problema y la urgencia de abordarlo eficazmente. A pesar de los esfuerzos del ODS 4, que busca garantizarles una formación inclusiva y equitativa, estos menores siguen siendo uno de los grupos más marginados, con acceso limitado a la educación.

 

En nuestro país, datos del Ministerio de Inclusión Económica y Social, reportan que aproximadamente 3.000 niños viven de la mendicidad. Sin embargo, esta cifra aumenta significativamente cuando se trata de trabajo infantil. El censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos en el 2012 identificó a cerca de 350.000 menores involucrados en actividades laborales, muchos de los cuales abandonaron la escuela debido a circunstancias económicas, una situación que el ODS 8 tiene como objetivo combatir mediante la promoción del trabajo decente.

 

Particularmente en la capital, Quito, la situación es alarmante. Según el Diagnóstico Situacional del Trabajo Infantil realizado en la ciudad, aproximadamente 25.600 menores trabajan en las calles. Este panorama destaca la necesidad urgente de implementar políticas y acciones concretas para su protección. Además, subraya la importancia de ofrecer alternativas que permitan a estos menores acceder a una educación digna y la posibilidad de un futuro mejor, en línea con el ODS 10, que propone reducir la desigualdad tanto dentro del país como a nivel global.

 

A raíz de esta realidad, varios factores dificultan aún más el acceso de estos niños a la educación formal, entre ellos la discriminación, la falta de documentación de identidad, condiciones de vida adversas y horarios laborales extenuantes. En este contexto, la formación académica surge como un punto clave para su desarrollo y reintegración en la sociedad, brindándoles la oportunidad de romper el ciclo de pobreza y violencia que los rodea.

 

En consecuencia, para abordar esta problemática es necesario adoptar un enfoque holístico que incluya la capacitación especializada de los educadores y una revisión de los indicadores educativos centrados en la retención escolar. Es crucial además implementar estrategias específicas de reintegración, como la formación de grupos de apoyo, sesiones informativas en contextos informales y la asignación de mentores para facilitar el regreso al sistema educativo.

 

La conmemoración del Día Internacional de los Niños de la Calle recuerda nuestra responsabilidad colectiva de priorizar la lucha contra la exclusión de estos menores. Solo mediante la solidaridad, la acción conjunta y un compromiso firme es posible cambiar su entorno actual, brindándoles la oportunidad de desarrollar todas sus capacidades y garantizándoles un espacio en nuestro tejido social que va más allá de las calles que hoy los albergan.

error: